lágrimas

lunes, 11 de junio de 2012

Fue..



Al parecer la felicidad no es conducto principal del amor. El dolor es quien emana la infinita llama de la pasión y entre esos rincones existen recuerdos que tropiezan sutilmente con la imaginación. Triste es la persona que analiza constantemente aquella locura que hasta ahora no se ha encontrado algún medicamento para controlarla. Existen un millón de novelas, canciones, poemas, pensamientos, acciones realizadas por estar bajo el efecto del amor, sin duda las personas necesitan de ese bienestar que en realidad es un malestar que condesa los buenos pensamientos y los hace pequeños e inútiles. Va más allá de lo que todos sienten, no hay palabras para describir el proceso que tiene aquel romance que envenena el alma. Pero la sensación nadie la puede despejar ni olvidar cuando se trata de una fantasía vivida en este tiempo y espacio. A pesar de todo es simple y satisfactorio entender la caída del río y recordar su buena melodía remembrar las palabras que saltaron hacia el sol y calleron como pequeños destellos sobre una piedra que jamás volverá a ser la misma. El viento continuara acariciando los troncos de los arboles y protegerá las texturas incultas de ellos porque la fuerza que exhala es provocación de sonreír otra vez. Sin duda la felicidad es individual.

5 comentarios:

Andreita dijo...

hola princesa
me gusta tu blog =)
tu entrada me parecio greattttt m encantó sigue escribiendo

Ale! dijo...

:o q lindas palabras... :) la felicidad es de uno ♥ espero que andes bien :D

Alice Diletta dijo...

El amor tanta felicidad como dolor... No se puede estar bien siempre, no se puede..
mmm... Es parte de, aunque sinceramente eso apesta!

La Perfida Canalla dijo...

Y tanto. Lo que hace feliz a uno puede desesperar a otro y a la inversa...
Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

*Jos* dijo...

Me ha encantado tu entrada! :)