lágrimas

miércoles, 5 de septiembre de 2012

Son nuevas las ilusiones que crean las palabras que vagan en la mente pero se detienen ante un hecho que rompe la tranquilidad. La esperanza de volver a creer en el ser humano y saber que el mal no existe y que depende de cada uno de nosotros. Demostrar que el bien esta presente en nuestro ser. Pero es tanto el miedo que todos buscamos un mecanismo de socorro para ser más exactos una mascara para encubrir nuestras aspiraciones, deseos, fobias, temores etc.. 
La presión nos invade y nos hace cometer actos  contraproducentes y más que todo opaca la realidad. Es la lucha constante por superar al otro lo que ha desatado un temor inigualable por no tener el coraje de engañar, vaya desperdicio de tiempo. Si aprendiéramos a escucharnos se supiera la verdad que muchos niegan y otros plagian, una verdad que ha sido vendida, ocultada, despreciada, abandonada. Una verdad que se ha transformado como nosotros en una mentira. Verdad como el amor, verdad como la felicidad se han prostituido. Queda en nuestras conciencias el valor que damos a cada idea y materia. No estoy en contra de las aspiraciones pero sí de las depreciaciones para llegar a sobresalir en un ambiente 

4 comentarios:

Aniuska dijo...

Cada uno es como es , y yo a pesar de todo lo que he vivido y las decepciones de mi vida , pienso que el amor mueve el mundo. El tiempo pondrá a cada uno en su lugar y todos aquellos que no te han sabido valorar se arrepentiran.
Besazos Suspiro , si quieres te pasas y me lees !

http://comounabrisaveraniega93.blogspot.com

Becca dijo...

La verdad es una sola, muchos no quieren verlas y prefieren vivir en una mentira, depende de cada uno elegir.

* Requiem* dijo...

Me encanta como escribes, deberías hacer un compilado y publicarlo.
Un beso.

Pitt Tristán dijo...

Veritas et dulcis et amara. Quando dulcis est, parcit, et quando amara curat.
(La verdad es dulce y amarga. Cuando es dulce, perdona; cuando es amarga, cura.)
Un saludo.