lágrimas

miércoles, 30 de mayo de 2012


Hombre hombre, te fuiste desplomando en el bals de la indiferencia que estuvo asentada en nuestros terribles hombros. El tiempo ha pasado de una puerta a otra con una enfermedad veleidosa que sólo tu y yo podemos aliviarla. Y es que la fiebre de locura arde en toda esta fatidica materia. He aquí pues tu secreto; esperas que la desesperación invada mis manos y éstas actuen impulsivamente acariciando tu triste ramo tu triste labio tu linda mirada! El viento te ha secado y mi aliento te ha hecho rebrotar en campos verdes que sólo son una vaga ilusión de esta fotografía que se hace llamar buena vida..
Sé que mis palabras son como la arena, secas e intolerantes pero sobran en el divan de mi soledad. Jamás quise gritar tu nombre con amor jamas quise amarte y esperarte, ¡jamas! pero mira que penosa que es la razón cuando esta se pierde en el edén de las exitación y que integra que se muestra ésta y que agotadora se siente la tierra!! Tierra de mentiras, aire de dolor, promesas perdidas, sí que es amor..

1 comentario:

Alice Diletta dijo...

Anda ya...
Debería de conocerte a lo mejor me ayudas a poder explicar de mejor forma los sentimientos.
Besos